El compromiso es un valor que requiere fortaleza, voluntad, ética e integridad, para poder realizarse plenamente.

Y esa plenitud de compromiso se resume en tres conceptos formando una triple identidad:. el compromiso personal, compromiso social y la integridad profesional.

Inseparables, corresponsables, unidas entre sí en nuestro devenir vital. Cada una con sus características aunque enlazadas de tal manera que unas sin las otras no conseguirían el propósito completo, colaborar a crear un mundo mejor.  Continuar leyendo

 


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *