Cuando comenzamos a pensar en montar un negocio, marca o empresa, si lo hacemos bien planificamos y organizamos todo lo referente al plan de negocio, plan de marketing, página web, redes sociales, localización, estructura, mobiliario, equipos específicos, ordenadores, etc…

En general, nos ponemos en contacto con profesionales que hagan “su parte” del gran trabajo que supone poner en funcionamiento un negocio. Y ello es fundamental, puesto que cada uno está preparado para lo que realmente sabe hacer siendo normal contratar a otros para que realicen las labores que no son de tu competencia.

Una vez que cada profesional ha realizado el trabajo encomendado, podemos iniciar el funcionamiento del negocio. En el caso de que tenga equipos específicos como, las neveras de una carnicería, frutería o floristería, la maquinaria de una empresa de elaboración de productos alimentarios o de construcción, los equipos de embalaje y transporte, etc., normalmente se contratan con un mantenimiento puesto que son fundamentales para el trabajo.

En la actualidad, para cualquier empresa, hay un tipo de equipo que, siendo general en todas ellas, también se ha convertido de manera definitiva en fundamental para el negocio, son los ordenadores, como portátiles, pc´s, servidores, y los periféricos, impresoras, escáneres, discos externos, sistemas de alimentación ininterrumpidos, etc.

Y ya no sólo se utilizan para almacenar toda la documentación, llevar  la contabilidad y disponer de cuentas de correo, también se usan para las redes sociales, realización del email marketing, subir diversa información a la página web y/o al blog, interconectar con clientes por las diversas aplicaciones disponibles e incluso controlar mediante cámaras nuestro negocio.

Esto equipos solemos adquirirlos directamente a las empresas o a través de alguna tienda especializada, sin embargo, aunque siempre hay honrosas excepciones, después nos olvidamos de contratar un buen mantenimiento a profesionales que controlen el perfecto funcionamiento y estado tanto del hardware (los equipos) como del software (los programas y aplicaciones).

Craso error amigo Sancho, como diría el Quijote, porque como tal nos comportamos, quijotescamente, pensando en que somos capaces de hacerlo por nosotros mismos o nos lo “apañará” algún hijo-sobrino-primo-cuñado que tenemos en la familia… Continuar Leyendo

 


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *